9 may. 2014

"Soledad" de Nelly Fonseca Recavarren





Mi madre debió llamarme
          Soledad.

Nombre inmenso como el cielo;
nombre amargo como el mar...
          Soledad.

Soledad, porque mi boca se ha olvidado de besar;
porque las rosas se musitan
sin abrirse en mi rosal,
mi madre debió llamarme
          Soledad.

Un ángel negro, a mi vera,
siembra mis huertos de sal.
Jazmín que mi mano toca
no reflorece jamás.
Mi madre debió llamarme
          Soledad.

Me llaman con otro nombre
que suena a plata y cristal.
Me llaman, más no respondo;
pues, en mi lírico afán.
yo sé que debí llamarme
          Soledad.

Soledad de noche oscura
que presagia tempestad.
Soledad de campo raso
sin un árbol ni un cantar.
Soledad de lo infinito:
soledad de cielo y mar.
Soledad como la mía.
         ¡Soledad!


*Extraído de: "Poetas de la Libertad"- Cuadernos Trimestrales de Poesía (1992).

Share this Post Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share on Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Te agradó el texto? ¡Deja tu comentario!